Sincronizarse con los clientes

¿Quién no ha llorado en el cine? ¿Quién no ha sufrido porque temía que el protagonista de una película no consiguiera sus objetivos? ¿Quién no ha tenido el corazón en un puño porque su espía favorito estaba totalmente acorralado?

El lenguaje visual y las imágenes en general tienen una enorme capacidad de provocar nuestra empatía y solidaridad. Por descontado que la identificación también puede llegar por medio de texto. Pero los lectores siempre han de hacer más esfuerzo que aquellos que están mirando un vídeo, sea del tipo que sea.

Además, en un vídeo el cuerpo de la persona que sale en escena nos dice muchas cosas. Su posición corporal, su tono de voz, la posición de las manos… Toda esta información en forma de texto se pierde.

Varios estudios demuestran la enorme capacidad que el vídeo tiene de generar la empatía del espectador respecto las personas que salen en los vídeos. Y de forma intuitiva, es un fenómeno que todos hemos experimentado ya sea viendo una película o la última caída al youtube (casi nos duele más a nosotros que al accidentado).

Por eso, si lo que queremos es aumentar la relación con tus clientes, si lo que quieres es “sincronizarte” con ellos, el vídeo es una herramienta utilísima. Sin duda, las ventas se ven reforzadas y, sobre todo la fidelización, será mucho más duradera.

Leave a Comment